miércoles, 27 de febrero de 2013

EL GRAN SILENCIO


 
Quince años tuvo que esperar el cineasta alemán Philip Gröning para conseguir que los Cartujos de la Grande Chartreuse le abrieran las puertas de su monasterio para filmar, durante meses de convivencia y trabajo -con una cámara en mano y mucho silencio- la película “El gran silencio” que muestra su vida  en medio de las alturas y la soledad de los Alpes franceses. Por los comentarios de las personas que la han visto, es posible darse cuenta de que la película a una gran mayoría le ha producido un largo y profundo   bostezo de aburrimiento.

lunes, 18 de febrero de 2013

EN BUSQUEDA DEL HABITO LECTOR


 

Pese a que la Segunda Encuesta Nacional de Participación y Consumo Cultural da cuenta del importante crecimiento que viene mostrando el consumo de bienes culturales, aún mantenemos un bajo nivel lector. Si bien hay algunos  matices según sexo, grupo etáreo y nivel socio económico, el hecho fuerte es que la mitad de la población  afirma haber leído sólo un libro en los últimos 12 meses.

lunes, 11 de febrero de 2013

¿HOMBRE AL TRABAJO Y MUJER A LA CASA?


 

 

En la Biblia está clarísimo que la bendición y el mandato de Dios fue  para  el hombre y la mujer juntos: “procread y multiplicaos (tener hijos y educarlos)  y llenad la tierra (trabajar y procurarse los medios para vivir)”.  Es así como lo “pensó” el Creador desde el comienzo de los tiempos, dar a ambos la responsabilidad de formar una familia y, mediante el trabajo,  procurarse los medios para sacarla adelante. No le dijo a Adán “tú a trabajar” y a Eva “tú a la casa a educar a la prole”, que, por desgracia,  ha sido un pensamiento fuertemente  arraigado en la mente de no pocos,  y responsable de un paradigma que ha causado  mucho daño a lo largo de la historia, especialmente a la mujer.

lunes, 4 de febrero de 2013

EL REALITY HUMANO


 

Con la agudeza e  inteligencia que lo caracteriza, Cristián Warnken se pregunta en una de sus columnas  de reflexión si por el excesivo afán exhibicionista y voyerista que hoy muestran muchas conductas humanas,  la realidad de nuestra vida cotidiana no se estará convirtiendo en un verdadero reality. Y la muy oportuna pregunta surge al observar ese  “deseo profundo y ahora desbocado  de hacer pública y visible la intimidad, la privacidad, lo que el hombre ha luchado por preservar de toda forma de espionaje o control”.