lunes, 22 de abril de 2013

ABRIL: MES DEL LIBRO


 

Selma Lagerlöf, gran escritora sueca, la primera mujer en ganar el Premio Nobel de Literatura, en 1909, escribió una obra titulada “El maravilloso viaje de Nils Holgersson”, en la que relata la vida de un joven que recorre Suecia a lomos de un ganso blanco en una bandada que hace su migración al  norte. Escrita a solicitud de las autoridades educativas de su país para enseñarles a los niños la geografía sueca, hace un amplio y entretenido recorrido a lo largo y ancho del país.


Se viene a la memoria esta maravillosa  narración en este mes de Abril, Mes del Libro, porque, como aquel ganso blanco, los libros, sin moverse de un cómodo sillón, permiten viajar no sólo por un país para conocer sus paisajes, sino por todo el mundo, para conocer su historia, aventurarse al futuro,  conocer personas y costumbres, formas de ser y actuar e   introducirse en el alma y el corazón de personajes que, como un verdadero, caleidoscopio,  mostrarán la heterogeneidad de los seres humanos, permitiendo  a niños, jóvenes y adultos,  tanto una mejor comprensión de la problemática del mundo  como de las  relaciones entre las personas. Como afirmó Michéle Petit, antropóloga francesa, en una conferencia en el II Congreso Iberoamericano de la Lengua y la literatura infantil y juvenil, recién  celebrado en Colombia: “Sólo la literatura te dará acceso a lo que otros han pensado, sentido, vivido, en espacios diversos al tuyo”.

Por desgracia, en nuestro país la lectura está  muy asociada al deber escolar y se lee sólo por obligación académica o laboral. Según datos de un estudio realizado por UNESCO el año 2012, en Chile sólo el 7% de la población lee para recrearse.  Es necesario formar el hábito lector de los niños y lograr que  lean por entretención, transformando al libro en una alternativa  válida, que le haga el peso a la televisión y a  internet, dándole  el lugar de prominencia que se merece en los hogares y en las aulas. Para empezar, libros leídos en voz alta por los padres, en familia, ojalá todos los días,  entretenidos, bonitos, llenos de imágenes;   continuar con libros de aventuras, de hazañas grandes y pequeñas, de animales fantásticos, de héroes, de personajes reales y ficticios; seguir con libros que hablen de la vida cotidiana, que ayuden a comprender a los demás, a educar el corazón y encausar los  sentimientos; terminar con libros que enfrenten ideas y posiciones filosóficas……..los hay para todos los gustos, para todas las edades,  de todos los precios, digitales y en papel.  

Javier Cortés, presidente de la Fundación SM, puso término al Congreso refiriéndose a la maravilla de observar “el rostro iluminado y resplandeciente de un niño o un joven auténticamente arrebatado por una lectura (….) es la prueba fehaciente de que ese niño lector, al entrar en el relato, ha entrado en lo más íntimo de su corazón y de su pensamiento”

¿No  lo ha observado aún? Hágalo hoy mismo.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario